Información legal

AQUELLAS QUE NO DEBEN MORIR

Las Huecas

Aquellas que no deben morir es un proyecto en proceso de creación que se acerca a la idea, la gestión y la economía de la muerte. En el contexto de una sociedad hedonista e hiperpositiva que glorifica la juventud y demora la realidad del traspaso, Las Huecas se proponen sumergirse en la exploración de las estructuras sociales y políticas que gobiernan la muerte para así habilitar instrumentos que interrumpan el relato convencional. En medio de la creación del proyecto, el colectivo se ha encontrado con un cambio de paradigma global que nos ha movilizado en todos los ámbitos de la vida. La pandemia mundial que está sacudiendo los fundamentos de las sociedades occidentales ha generado una inoculación de pánico colectivo en relación a una máxima desatendida: no éramos eternas. La propuesta de Las Huecas se plantea configurar una hipótesis escénica que burle el pánico y la mercantilización de los afectos, a través de retomar el lenguaje y dinámica del ritual, cuestionando la institucionalización de la muerte y también, en consecuencia, de la propia vida.

El colectivo propone con este proyecto una dinámica transdisciplinaria convirtiendo la escena en un espacio que acoja las prácticas invisibilizadas de las trabajadoras funerarias así como el activismo a favor de la soberanía de la muerte. Es por eso que cuentan con Núria Isern (tanatopractora) y Júlia Sánchez (activista) no sólo como asesoras sino como dramaturgas y performers de la pieza.

 

Sobre el colectivo Las Huecas

Las Huecas nace el año 2016 con la voluntad de llevar a cabo creaciones escénicas desde la práctica colectiva. Como agrupación han transitado por varias identidades: investigadoras etnógrafas, banda de punk o dibujantes de fanzine, aunque son básicamente cuatro actrices, una técnica y una productora. Han actuado en el espacio público, en solares abiertos, en teatros, en salas alternativas de conciertos y en streamings de Instagram. Por eso es muy importante para la compañía el diálogo entre los marcos de representación y las decisiones performáticas tomadas. En este sentido trabajan desde el cuerpo biográfico que se vincula necesariamente con el cuerpo político y, por tanto, con su condición de sujeto privilegiado para la tribuna de la escena. Se sitúan por ideología en el reconocimiento de las propias condiciones materiales, apostando por una estética del distanciamiento, del extrañamiento de lo real a partir de estar-en-la-escena inestable, expuesto a la precariedad del cuerpo y de sus circunstancias, expuesto al juego abierto de los códigos teatrales, el cual podría denominarse como poetización del fracaso o performance de la retirada permanente.

Creación: Col·lectiu Las Huecas

Actantes: Esmeralda Colette, Andrea Pellejero, Núria Corominas y Júlia Barbany  

Composición de espacio sonoro: Adrià Girona y Llorenç Balaguer

Técnica de sonido, luces y vídeo: Sofía A. Martori 

Artefactos: Dani García 

Asesora procesos de duelo: Júlia S. Cid,  parte de “Som Provisionals” 

Asesora funeraria:  Núria Isern 

Producción: Kena Rodríguez Kuhn

Fotografia: Roc Pont

Agradecimientos: Michael Hart

Organitza:

Amb el suport de:

VUELVE AL PRINCIPIO