Información legal

Donde empieza el bosque acaba el pueblo

MONTE ISLA

En la montaña hay un bosque de abetos. Cruzando la carretera al lado del bosque hay una casa cuadrada y blanca. Al otro lado de la verja hay un jardín, donde hay una piscina y una tumbona, el césped bien cortado y tiestos con plantas. De la ventana sale una luz solitaria en la oscuridad. Tras la ventana hay un salón. Dentro del salón hay una televisión encendida, y en la pantalla se proyecta una película. En la película, unas criaturas acechan a unos paseantes tras la maleza oscura del bosque.

El proyecto de la compañía Monte Isla surge de querer materializar escénicamente las tensiones que expresa plásticamente Edward Hopper en algunos de sus lienzos (la mayoría pintados en su residencia veraniega en Cape Cod). En estos cuadros se expresa con una violencia silenciosa a través del espacio, el color y la forma, los límites entre la civilización y la naturaleza. El conflicto, tal y como el pintor americano lo presenta, apela a la compañía por su sencillez, condensación y fuerza con la que plantea un dilema filosófico tan complejo. Un lugar sin palabras, donde solo hay un universo denso incomprensible, que existe dentro de los cuadros de Hopper. Es por esto que la compañía pretende habitar, descifrar, destripar y recomponer estos lienzos construyendo una pieza de carácter plástico, sin intérpretes, donde los ingredientes principales son la mirada del espectador y una «escenografía viva» a partir de la cual se articula la dramaturgia.

El espectáculo se basa en el imaginario de un thriller, y en la trasposición de este lenguaje audiovisual a los mecanismos y convenciones teatrales. La intención de la compañía es crear un dispositivo escénico que se transforme a partir de la luz y el sonido, además de diversos objetos y materiales. La escenografía es un ente con voz propia que se accionará para articular la narración dramática.

Sobre la compañía

Adrià Girona, Andrea Pellejero y Rut Girona se graduaron juntos en el Institut del Teatre de Barcelona en 2018 dentro del itinerario de interpretación (Teatro visual). En 2020 se agrupan para crear Monte Isla con el proyecto Allí donde no estamos, con el que ganan el DespertaLab 2021 de Nau Ivanow (espectáculo estrenado en Espai nyamnyam en agosto 2021, dentro del festival Si no vols pols no vinguis a l’era). Uriel Ireland se une  a la compañía el 2021 como técnico y se convierte en el cuarto miembro de la compañía.

A parte de sus integrantes principales, la compañía cuenta con colaboradores que trabajan como satélites de forma intermitente: XIm i. Rabassa (Escultor) y Miguel Pellejero (Maquinista).

El objetivo de la compañía a largo plazo es consolidarse profesionalmente en Cataluña y generar una plataforma de encuentro interdisciplinario e investigación artística alrededor de la creación teatral contemporánea.

Organitza:

Amb el suport de:

VUELVE AL PRINCIPIO